El acuerdo establece una línea de préstamos anticipados a las ayudas del régimen de incentivos autonómicos, con avales que cubren el 90% de la ayuda concedida hasta 400,000 euros

Las pequeñas y medianas empresas y los trabajadores autónomos de la región se beneficiarán del convenio de colaboración suscrito este lunes por la Sociedad de Garantía Recíproca Extremeña de Avales (EXTRAVAL) y diez entidades financieras y que ha sido promovido por la Junta de Extremadura.

La firma de este acuerdo tuvo lugar en la sede de la Presidencia de la Junta de Extremadura, en Mérida, y contó con la asistencia de la responsable del Ejecutivo regional, María Guardiola, quien subrayó la necesidad de «dar respuestas» a lo que calificó como «tiempos difíciles y convulsos».

Concretamente, la presidenta se refirió a la crisis energética, la inflación y los tipos de interés al alza, lo que consideró como «un campo de minas para los autónomos y las pequeñas y medianas empresas», a lo que hay que sumar -comentó- la preocupación que existe «por la incertidumbre y por la inestabilidad política que estamos viviendo en nuestro país».

Con este acuerdo, suscrito el pasado 13 de noviembre, se pretende que las pymes y los empresarios autónomos, que constituyen en la práctica el 99 por ciento del tejido productivo de la región -según explicó la presidenta- cuenten con «mayores posibilidades de financiación para crear, consolidar o ampliar sus negocios».

En este sentido, se establece una línea de préstamos anticipados a las ayudas del régimen de incentivos autonómicos a la inversión empresarial, de tal manera que, una vez la ayuda sea abonada por la administración, ese dinero se destinará a la cancelación del préstamo.

Los avales cubrirán el 90 por ciento de la ayuda concedida con un límite de 400.000 euros, con un plazo de tres años y un tipo de interés del Euribor a un año más el 1,5 por ciento.

La presidenta de la Junta se mostró convencida de que «los empresarios y los emprendedores son el motor de nuestro desarrollo económico», y por ese motivo, agregó, van a estar «en el centro de nuestras políticas», al tiempo que aseguró que “la mejora de la financiación va a constituir uno de los ejes fundamentales para la recuperación de la economía y el mantenimiento del empleo en nuestra región».

Al acto asistieron el presidente de EXTRAVAL y los representantes de las diez entidades financieras firmantes: Abanca, Banca Pueyo, Banco Sabadell, Bankinter, Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, CaixaBank, Caja Rural de Almendralejo, Caja Rural de Extremadura, Ibercaja Banco y Unicaja Banco, entidades que, comentó Guardiola, «tienen una contrastada implantación territorial y han demostrado su capacidad de inversión en nuestro tejido productivo».

En este sentido, añadió la presidenta, «quiero destacar la vocación de continuidad de este acuerdo que tendrá efectos durante un año y se prorrogará anualmente de forma tácita».

Asimismo, puntualizó que se no se trata de una medida aislada sino que se suma a un conjunto de decisiones que la Junta de Extremadura ha puesto en marcha para aliviar la economía familiar y allanar el camino «a quien genera riqueza y empleo en la región», entre las que mencionó la rebaja del IRPF y la tarifa cero para autónomos, que supone una ayuda de 960 euros por beneficiario y forma parte de un programa de estímulo a la creación de empleo autónomo (2023-27) en el que está trabajando la Junta de Extremadura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *