Fernández-Pacheco subraya que la normativa sitúa a la comunidad «como referente de una economía más limpia y competitiva»

El Pleno del Parlamento de Andalucía ha dado luz verde a la Ley de Economía Circular de Andalucía (LECA) por un amplio respaldo del arco parlamentario. Una ley municipalista que, tal y como ha explicado el consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, Ramón Fernández-Pacheco, «Andalucía necesitaba esta ley para mitigar el cambio climático, seguir construyendo un futuro más verde y continuar avanzando en el progreso económico y social de nuestra tierra».

Según ha señalado Fernández-Pacheco durante su comparecencia en sede parlamentaria, «este nuevo marco jurídico es un ejemplo más de la apuesta de este Gobierno por situar a Andalucía como referente de una economía más limpia y competitiva y supone un revulsivo para afrontar el futuro con esperanza».

«Andalucía hoy es punta de lanza en la lucha frente al cambio climático dentro y fuera de España y, además, se sitúa como referente en las políticas medioambientales generadoras de progreso, desarrollo y calidad de vida», ha sostenido el titular del ramo de Medio Ambiente.

La Ley de Economía Circular va a facilitar la reutilización de los residuos regulando su reintroducción en los ciclos productivos, lo que conlleva una menor extracción de las materias primas, menos residuos en los vertederos y una disminución del impacto ambiental, además de reducir los gastos de producción.

Así, además de abrir nuevas oportunidades de empleo verde para los jóvenes y para todos los andaluces a través de nuevos modelos de emprendimiento, también es un escudo protector clave para la preservación del patrimonio natural y la biodiversidad de Andalucía.

Esta normativa integra a las entidades locales, al sector privado y al conjunto de la sociedad. Entre otras cuestiones, tal y como ha desgranado el consejero, va a permitir aplicar este modelo a todo el tejido empresarial andaluz sin medidas restrictivas, dotándole de seguridad jurídica para que no pierdan en competitividad ni la ruptura de unidad de mercado a nivel nacional.

A nivel local, Fernández-Pacheco ha destacado que «los ayuntamientos son un eslabón fundamental en la lucha contra el cambio climático» y, por ello, desde la Administración se ofrecen ayudas para que las entidades locales elaboren e implanten instrumentos de planificación de gestión de residuos, para lo que se destinan 43 millones de euros.

Por último, el consejero de Sostenibilidad también ha agradecido a las empresas, entidades, agentes sociales, a la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), ayuntamientos, tejido asociativo, comunidad universitaria, entre otros colaboradores, por «una activa participación en las distintas fases del anteproyecto, así como durante la tramitación parlamentaria del proyecto de ley»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *